_mg_0674

Jornada sobre inteligencia artificial con la investigadora Nuria Oliver

Suma Gestión Tributaria celebró una nueva jornada de innovación, en la que se dieron cita más de 150 trabajadores de distintas áreas del organismo y que en esta ocasión contó con la participación de la reconocida investigadora alicantina especializada en Inteligencia artificial y perceptual Nuria Oliver, doctora por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y actualmente directora de Investigación en Ciencias de Datos de Vodafone.

Desayuno de innovación

El organismo de gestión tributaria organiza de forma regular este tipo de iniciativas de carácter interno que, con la innovación como protagonista, tienen el objetivo de fomentar el trabajo en equipo y dar a los trabajadores de distintos departamentos la posibilidad de convivir, compartir e hibridar en un entorno diferente.

En el marco de estas jornadas, los propios trabajadores, organizados en equipos de 4 o 5 personas de diferentes áreas, presentan bajo la metodología del Elevator Pitch proyectos propios de carácter innovador que están enfocados a mejorar la eficiencia de Suma, su compromiso con la sociedad, etc.

A lo largo de anteriores ediciones de estos Desayunos de Innovación, estas jornadas han contado con la participación de reconocidos expertos de distintos ámbitos, como el Premio Jaume I Javier García, experto en Nanotecnología; el ex rector de la UA y CEO de Universia, Andrés Pedreño; el ex presidente de la Audiencia de Alicante, Vicente Magro; o el director general de Lanzadera, Javier Jiménez.

Oliver alaba el carácter innovador de Suma

En esta ocasión, la invitada fue la investigadora Nuria Oliver, que destacó el carácter pionero de Suma dentro de la Administración Pública ante su firme apuesta por la innovación y compartió con los presentes una interesante exposición sobre cómo los desarrollos tecnológicos, la inteligencia artificial y el Big Data afectarán a las personas, los sectores económicos y el estado del bienestar en un futuro muy próximo.

Como eje de su intervención, Oliver auguró que en los próximos 5-10 años, los teléfonos móviles desaparecerán tal y como los conocemos ahora, para dar paso a la hegemonía de los wearables inteligentes, dispositivos que llevaremos encima (ya sea en la cabeza, la ropa o incluso la piel) y que serán capaces no sólo de transmitir información sino de interpretarla y entenderla dentro de un contexto concreto.

Éste es precisamente el reto actual de los dispositivos que ahora consideramos inteligentes, pero que “realmente tienen una capacidad muy limitada para entender el contexto de los usuarios y adaptarse a él”, destacó la investigadora.

Las tecnologías del futuro

En este sentido, Oliver anticipó el desarrollo global de una serie de tendencias, como el uso generalizado de wearables que cambiarán de estado en función de lo que haga el usuario y aumentarán su experiencia; el uso de dispositivos que no solo medirán datos sino que también interpretarán causas y contextos; el auge del mercado del reconocimiento del habla; el desarrollo de la interacción multisensorial y cerebral, para poder utilizar sentidos como el tacto, el olfato y el olor al comunicarnos a través de la tecnología o enviar información remota solo con el pensamiento, etc.

Nuria Oliver puso en valor el carácter innovador de Suma, que actualmente está desarrollando proyectos de Big Data con la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández de Elche y está explorando el potencial de la inteligencia artificial y su aplicación en servicios orientados a mejorar la calidad y la eficiencia.